10 piezas musicales que estimulan el desarrollo de nuestros bebés.

Quizás te estés preguntando; ¿Vale la pena que mi bebe escuche música clásica? O en algunos casos cualquier tipo de música. Hay un estudio que surgió en los años 90 que habla específicamente acerca de la música clásica de Mozart.

También denominado como el efecto Mozart. Este efecto a través de una pieza de música en específico de este maestro del piano. “Ayudaba” a que nuestro bebe fuera más inteligente con el paso de los años y su desarrollo.

No obstante, aún no se comprueba del todo que esto sea totalmente cierto. Pero de algo hay que estar totalmente seguro. Exponer a nuestro hermoso retoño a clases musicales desde la edad mínima. Logrará que este pueda aprovechar al máximo todas sus capacidades.

Beneficios de inscribir a nuestro hijo en clases de música.

Niña tocando piano

Desde muy pequeños es importante enseñarles la necesidad de entender la música. Con el propósito de que puedan aprovechar al máximo todos los beneficios que esta puede dejarles desde muy pequeños, como, por ejemplo:

  1. Aumenta la creatividad e impulsa a la imaginación.
  2. Perfecto para mejorar la capacidad de coordinación del niño.
  3. Además, ayuda desde muy pequeño a que se desarrollen sus habilidades a nivel social.
  4. Puede resolver los problemas con mayor calma ya que está abierta su percepción.
  5. Mejora la memoria increíblemente.
  6. Es un buen método por el cual drenar toda la energía.

En términos generales la música puede enseñar de todo a un niño pequeño en cuanto se trata de su desarrollo, además de que puede aumentar la inteligencia. En un punto clave de su aprendizaje la música dejara una clara huella. Ya que al mejorar su memoria también podrá ayudar a que sus calificaciones en la escuela sean mejores y cada vez más elevadas.

Desmintiendo el efecto Mozart.

Este efecto realmente no vuelve niños genios a los peques. Este efecto a pesar de ser sobrevalorado es un efecto que generalmente activa todas las funciones cognitivas en un corto plazo. Y por lo tanto ocasiona euforia al pertenecer a obras musicales tan dinámicas y hermosas.

La apreciación de la música ayuda y facilita la comprensión en cuanto al desarrollo y el estudio, es totalmente cierto. Sin embargo, no es necesario que se tenga que aprender algo o enseñar por medio de Mozart únicamente.

Ahora bien, para concluir en cuanto se relaciona a la música, no es necesario que se escuche Mozart específicamente. Se puede llegar a obtener excelentes avances en actividades como el arte, lectura o deportes gracias a la música clásica en general.

Pero lo que si se ve bastante claro es que cada que se expone a un niño pequeño al uso de un instrumento se generan grandes beneficios de los que anteriormente hemos hablado.

Si te gustaría que tu bebe sea una persona de hábitos, solamente tienes que llevarlo de la mano a que practique la música como hobby o quizás en un futuro como profesional.

A continuación te dejamos 10 piezas musicales, las cuales podrás escuchar junto a tu bebé:

1.- El aprendiz de brujo (Dukas)

2.- Clair de Lune (Debussy)

3.- Pedro y el Lobo (Serguéi Prokófiev)

4.- El carnaval de los animales (Camille Saint-Saëns)

5.- La flauta mágica (Wolfgang Amadeus Mozart)

6.- Sinfonía de los juguetes (Edmund Angerer)

7.- El cascanueces (Piotr Ilich Chaikovski)

8.- Las cuatro estaciones (Vivaldi)

9.- Pompa y circunstancia (Edward Elgar)

10.- Serenata nº 13 (Mozart)